Aprobado el III Plan de Acción para mejorar la autonomía de los discapacitados

Cuenta con 2.500 millones de euros y se dirige, sobre todo, a las mujeres
El Consejo de Ministros ha aprobado el III Plan de Acción para las Personas con Discapacidad, que pretende mejorar la autonomía de estos ciudadanos, especialmente de las mujeres, y que afectará a todas las políticas, estatales y autonómicas, además de actuar también como plan orientador de las directrices de las ONG.
Noticia: Servimedia / Madrid- 10/07/2009

Para mejorar la autonomía de las personas con discapacidad, el plan, que cuenta en 2009 con una dotación económica de 2.500 millones de euros, intervendrá sobre los sistemas de protección social y políticas públicas en general, y sobre las personas con discapacidad, especialmente, sobre las mujeres, a quienes dirigirá medidas de protección frente a abusos y violencia.

Así lo explicó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la titular de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, quien subrayó la importancia de la "transversalidad" del plan para coordinar todas las políticas sobre discapacidad.

La mayor parte de la dotación económica de este III plan de acción, con vigencia de cuatro años, está destinada a la acción directa, epígrafe en el que se incluyen las pensiones no contributivas, la construcción y mantenimiento de servicios y centros para atención de día y residencia, o la formación ocupacional.
El documento establece una estrategia en la que se analizan la situación y necesidades de las personas con discapacidad y reconoce la discapacidad como "un componente de la diversidad humana"PRINCIPIOS Y CONTENIDOS

Elaborado en colaboración con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), el plan se rige en su contenido por los principios de igualdad de oportunidades, no discriminación, normalización y vida independiente, participación, igualdad entre hombres y mujeres, accesibilidad universal y diseño para todos, cooperación institucional y diálogo civil.

Concretamente, el documento recoge siete áreas de intervención: poder y participación, para potenciar la presencia de personas con discapacidad (especialmente de mujeres) en todos los ámbitos; educación y cultura; empleo; salud; abusos y violencia; protección social y jurídica, e información, comunicación y cooperación institucional.

El III Plan de Acción para las Personas con Discapacidad se desarrollará a través de programas anuales de actuación y será el Ministerio de Sanidad y Política Social, a través de la Dirección General de Coordinación de Políticas Sectoriales sobre la Discapacidad, en colaboración con la Conferencia Sectorial de Asuntos Sociales y del Cermi, el encargado de impulsarlo, coordinarlo y evaluarlo.

"CON MUCHO RETRASO"

Sustituye al II Plan de Acción para las Personas con Discapacidad 2003-2007, prorrogado en su vigencia y dirigido especialmente a las personas dependientes.

En declaraciones a Servimedia, Francisco Vañó, portavoz en la Comisión de las Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso, el plan "llega con mucho retraso", pero es "imprescindible", sobre todo para combatir el desempleo del colectivo, que "lo estaba pidiendo a gritos", pues con la crisis, es más necesario, si cabe.

Por su parte, la portavoz socialista en la misma comisión de la Cámara Baja, María José Sánchez, dijo a esta agencia que el plan "es fundamental para dar un contexto de globalidad a las políticas de discapacidad" y evitar así su dispersión. Además, en su opinión, supone, más que un gasto, una "inversión en tiempos de crisis".

LA SATISFACCIÓN DEL CERMI

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha recibido con satisfacción el paquete de medidas en relación con las personas con discapacidad adoptado hoy por el Consejo de Ministros.

Según Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del CERMI, “la aprobación por el Gobierno de medidas en diversos ámbitos y de tanta relevancia son muestra de la creciente importancia que la discapacidad tiene en la agenda política”, así como del “impuso que a estas políticas está imprimiendo la ministra Trinidad Jiménez y su equipo, desde que accedió a esta responsabilidad”.

La aprobación de III Plan de Acción de Personas con Discapacidad, la creación de un grupo de trabajo oficial sobre la adecuación de la legislación española a la Convención de la ONU o el incremento de ayudas al empleo protegido, en un momento de grave crisis para este sector, son medidas en la buena dirección y deben ser el inicio de otras iniciativas que han de continuar en el futuro para favorecer la inclusión social de las personas con discapacidad y sus familias.

Otro elemento de valor para el Cermi, es que estas decisiones se toman previo diálogo y debate con las organizaciones representativas de personas con discapacidad y sus familias, por lo que responden a demandas planteadas por la ciudadanía con discapacidad.

Imprimir Correo electrónico

0
0
0
s2smodern
powered by social2s