Lenguas de Signos

23 de septiembre: Día Internacional de las Lenguas de Signos

La CNSE, Confederación Estatal de Personas Sordas, ha denunciado el desconocimiento y los prejuicios que todavía hoy persisten sobre las lenguas de signos españolas, y cómo esto afecta a su comunidad lingüística. Así lo ha puesto de manifiesto la entidad con motivo de la celebración, hoy viernes, del Día Internacional de las Lenguas de Signos. Una fecha que Naciones Unidas declaró oficialmente en 2017, haciéndola coincidir con el aniversario de la creación de la WFD (Federación Mundial de Personas Sordas), a fin de instar a los Gobiernos de los diferentes países a fomentar estas lenguas y poner de relieve su papel fundamental en el cumplimiento de los derechos humanos y ciudadanos de este colectivo.

En España, según apunta la CNSE, la ley 27/2007 reconoce legalmente la lengua de signos española y la lengua de signos catalana. Asimismo, existe legislación autonómica específica sobre la lengua de signos en dos leyes autonómicas y ocho estatutos de autonomía, además de abundante normativa que contempla esta lengua de manera transversal. Un amplio respaldo legal que, en opinión de su presidente, Roberto Suárez, no se traslada a la práctica: “La lengua de signos tiene un impacto real en la vida de las personas sordas”, ha explicado. “De poco sirve su reconocimiento, si se nos priva de su ejercicio”.

Y es que, para Suárez, negar el uso de la lengua de signos a una persona sorda es limitar el ejercicio de sus derechos, ponerle barreras, dificultar su participación y su acceso al mundo, y condenarle al ostracismo: “La privación lingüística es un atentado contra la dignidad de este colectivo”.

Con motivo del Día Internacional de las Lenguas de Signos, que este año se conmemora bajo el lema ‘Las lenguas de signos nos unen’, se ha instado a líderes de los cinco continentes a compartir en sus redes sociales un mensaje signado de apoyo a estas lenguas. La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet; el presidente del Senado, Ander Gil; el director general de Derechos de las Personas con Discapacidad, Jesús Martín; el presidente del Cermi Estatal, Luis Cayo Pérez, o el director de la Plataforma de la Infancia, Ricardo Ibarra, entre otros, ya han confirmado su participación en este #GlobalLeadersChallenge. Al reto también se sumarán representantes de distintos gobiernos autonómicos, provinciales y municipales de toda España.

Por su parte, edificios emblemáticos de cientos de países iluminarán sus fachadas en azul turquesa, color que identifica a la comunidad sorda, y la CNSE hará público un alegato en favor de la identidad lingüística de este colectivo. Según datos de la propia WFD, existen más de 300 lenguas de signos en todo el mundo, tantas como lenguas orales. Hasta el momento, son 66 los países que reconocen legalmente sus lenguas de signos nacionales, entre ellos, España.

Desde Amica aplaudimos y nos sumamos a esta jornada de apoyo y reconocimiento, pero que debe ser también, desde nuestro punto de vista, una oportunidad para reclamar la igualdad también en lo lingüístico. Las lenguas de signos deben ser un elemento presente para facilitar la accesibilidad y la comunicación de miles de personas que la requieren. Facilitar lo necesario no cuesta tanto.

 

Ir al contenido