Amica se une al homenaje de Cocemfe al “ingeniero de la perseverancia”…

Nos toca decir, con tristeza, adiós a José Antonio Cortés Echaniz, el ingeniero de la perseverancia de Cocemfe Cantabria, fallecido el pasado 7 de mayo.

José Antonio destaco por la dinamización y dedicación al Observatorio de la Accesibilidad de Cocemfe Cantabria, luchando por eliminar barreras, las físicas con rampas, las mentales con sonrisas…transformando nuestro entorno para hacerlo accesible para todas las personas.  Queremos agradecer a José Antonio todos estos años de dedicación, entusiasmo, alegría y perseverancia GRACIAS!!!

Compartimos también las emotivas palabas de despedida publicadas por Cocemfe Cantabria:

Por suerte muchas son las personas que han pasado por esta nuestra casa, COCEMFE Cantabria. Hogar construido a partir de las cualidades, esfuerzos e ilusiones de todas ellas.

Por desgracia, muchas son las personas de las que nos hemos tenido que despedir. La muerte ha podido arrebatarles la vida, pero no ha podido llevarse también sus esfuerzos e ideales, ya que éstos quedaron fuertemente cimentados en los y las compañeros con los que compartieron largas horas de reuniones, encuentros, objetivos e ideales, con ilusión muchas veces y con decepción otras cuantas…

Hoy nos toca despedirnos, que no es lo mismo que decir adiós, de José Antonio Cortés, nuestro ingeniero de la perseverancia.

Si tuviéramos que destacar un proyecto, en el que viéramos reflejado el empeño demoledor de José Antonio, elegiríamos el Observatorio de la Accesibilidad. Bajo la máxima, que tomó prestada de un anónimo nativo americano, “alguien hizo un círculo para dejarme fuera… yo hice uno más grande para incluirnos a todos”, José Antonio diseñó nuestro primer boceto del Observatorio de Accesibilidad.

Apostó por eliminar barreras, las físicas con rampas, las mentales con sonrisas…

Apostó por dedicar muchas horas de su vida a hacer kilómetros para participar en largas ejecutivas, cuya única remuneración era un bocadillo de tortilla para pasar el día. Manjar que incluso en ocasiones viajaba desde Castro a Santander cocinado por su amada esposa, y ante todo compañera Cristina.

Hoy nos toca despedirnos de un ingeniero, al que cuando la vida le dio un gran revés, no sé limitó a encajarlo, si no que se lo devolvió con gran fuerza, redirigiendo su destino a derribar barreras.

Este ingeniero de la perseverancia no hizo esto solo, contaba con un gran apoyo, el de Cristina y Garbiñe, quienes le sujetaban la mano para que ésta, con gran firmeza, pudiera devolver a la vida ese revés con la mayor fuerza existente, la fuerza que arrojan las personas que más te quieren.

Hoy nos despedimos de nuestro ingeniero, hoy te robamos tu perseverancia para dar continuidad al derribo de barreras.

Fuente: https://www.cocemfecantabria.org/al-ingeniero-de-la-perseverancia/