0%
logotipo-cocemfe-basico-tricolor

¡Feliz 40 aniversario Cocemfe!

“Somos lucha, somos superación, somos Cocemfe”. Bajo este lema la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica cumple 40 años este mes de diciembre.

Dadas las circunstancias actuales generadas por la pandemia del Covid-19, celebrar su aniversario de manera presencial este año no ha sido posible. Pero Cocemfe se ha adaptado a la situación y no ha querido dejar pasar por alto una fecha tan señalada para ellos y se ha sumado a las ya habituales celebraciones virtuales.

Durante dos horas conmemoraron grandes hitos y llamaron a la lucha, mientras sea necesario y con la fuerza que les otorga la cohesión alcanzada.

Xabier Fortes, periodista y presentador de TVE, fue el encargado de moderar un encuentro de dos horas cuyo principal objetivo, según sus palabras, “es extender una mirada próxima a las personas con discapacidad como quisiéramos que hiciesen con nosotros en una situación similar”. En 40 años de historia de Cocemfe quedan recogidos muchos motivos, y momentos, que contribuyen a esta mirada y que dan cuenta de ese tono vital de lucha, de conquista. Así se avanza, afirma tajante Fortes

Cocemfe merece una gran celebración, pues es todo un mundo, una enorme representación de la sociedad civil, un movimiento histórico y único en nuestro país, que está formado por 1.600 asociaciones, agrupadas en 91 entidades, que representan a 2.500.000 personas con discapacidad.

En el primer bloque de esta celebración, Fortes conversó con tres personalidades destacadas en el mundo asociativo, como el propio presidente de Cocemfe, Anxo Queiruga, el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, y el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato.

Anxo Queiruga abrió este bloque asegurando que “ha sido un año complicado” por la pandemia, que ha trastocado incluso esta celebración y ha golpeado con dureza a este grupo social. Pero sin olvidar el motivo del encuentro virtual habla del gran avance protagonizado por Cocemfe en estos años a pesar de todo lo que queda, de todas las reivindicaciones por las que han luchado, “muchas de ellas siguen en vigor”, y se plantea si “quizás no hemos avanzado tanto como pensamos”, por ese “montón de temas que siguen sobre la mesa”.

Aseguró, sin embargo, que el movimiento asociativo de la discapacidad ha jugado y juega un papel fundamental para el avance de los derechos, “no siempre hemos tenido respuestas y algunas no han sido lo suficientemente satisfactorias pero el avance es innegable”, y destacó, sobre todo, el logro más significativo para Cocemfe, crear un movimiento “fuerte, cohesionado y vertebrado”.

Señaló, finalmente, una serie de temas por los que seguir combatiendo, como son la autonomía personal, y con ella la regulación de la figura del asistente personal, la inclusión educativa y, desde luego, la accesibilidad universal, porque no puede ser que “a día de hoy todavía 100.000 personas con discapacidad permanezcan encarceladas en sus casas”.

Epresidente-cermi-amical presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, felicitó al universo Cocemfe “por esos 40 años de inclusión, de bienestar y de derechos, donde Cocemfe ha sido la decantación de lo mejor que puede aportar el movimiento asociativo, el activismo en las personas con discapacidad y sus familias organizado”. Aseguró que es difícil compendiar en unos pocos minutos lo que de valor aporta el activismo en las personas con discapacidad pero escoge fijarse en lo cualitativo, “pues la nómina de avances es inagotable, pero también la de agravios subsistentes, de exclusiones y discriminaciones”.

Y en lo cualitativo destacó la postura de Cocemfe a la hora de tomar conciencia y oponernos a cualquier discriminación, la contribución al empoderamiento, la decisión de no esperar pasivamente y que sea el esfuerzo y la organización de las asociaciones las que encabecen la lucha para enfocar la discapacidad como una cuestión de derechos humanos.

La contribución de Cocemfe al movimiento social de la discapacidad es ingente, afirma Pérez Bueno, y “esa cultura reivindicativa de no conformarse, de no resignarse, son notas distintivas de cocemfe que, generosamente, ha compartido con el movimiento asociativo y ya son cultura, o acervo, de toda la discapacidad española y tengo que agradecer esa contribución que nos ha mejorado como personas y como movimiento”.

Para finalizar este bloque, el presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato, destacó el valor del voluntariado como pilar fundamental para el tercer sector y aseguró que “muchas veces nos quejamos de la clase política pero a quien tenemos que ganarnos es a la ciudadanía”, para lo cual, apunta, es fundamental juntar fuerzas para tener más fortalezas.

La historia en cuatro minutos

ines-dalmau-cocemfe-amicaA continuación, se proyectó un vídeo de 4 minutos con una narración muy especial a cargo de la actriz Inés Dalmau, quien comienzó su relato con expresiones como “había que dar la batalla”. Y describió la realidad de nuestro país hace 40 años asegurando, entre otras cuestiones, que “las posibilidades de ir a clase y formarnos eran muy limitadas”. Y continuó ese relato pasados unos minutos, afirmando rotundamente que, hoy, en estos años ya se puede decir que “hemos llegado al mercado laboral para quedarnos”. “En 40 años hemos evolucionado enormemente como sociedad y con ella la concepción de la propia discapacidad”, aseguró esta narradora, quien finalizadó confirmando que ya se ha superado el paternalismo y la sobreprotección, “ahora no somos minusválidos, somos personas”.

daniel-anibal-concemfe-amicaDaniel-Aníbal García, secretario de Finanzas de Cocemfe, intervino tras el vídeo para hablar de los hitos de estos años y recuerda, en primer lugar, “la modificación del catálogo ortoprotésico”, que supuso un tremendo avance en situaciones cotidianas de tantas personas. También se acuerda de un viaje a Ginebra “para decir a la ONU lo que en España se hacía bien y lo que se hacía mal”, y aseguró que fue algo digno de señalar: “Que la ONU nos escuchase para mí es un hito muy importante”.

Pero destacó también dos escenarios en los que el déficit es muy gravoso: “El empleo, que necesita una sacudida legislativa” y la asistencia personal, figura reconocida en la ley y no desarrollada todavía.

Eva Pérez Bech, secretaria de Relación con Entidades Estatales de Cocemfe, señaló como hito más importante “la visibilidad”, que ha facilitado que se sepa que tenemos derechos, y la cohesión lograda en torno a Cocemfe. Y aunque no está del todo satisfecha, reclamó que la luche continúe: “Tenemos que seguir estando juntos y luchando, trabajando por esa igualdad de oportunidades, porque todos tenemos capacidades maravillosas”.

Por su parte Roser Romero, ex secretaria de Organización de Cocemfe, comenzó describiendo los sentimientos contradictorios que le provoca esta celebración, “por todo lo que se ha conseguido pero el tiempo que nos ha llevado conseguirlo”. Habló de conceptos mal superados, de heridas mal cicatrizadas, de que España es un país de grandes incumplimientos y de que todo lo logrado podemos perderlo en cualquier momento… Dedicó un discurso aparte a la ley de accesibilidad, que en este país “es casi tan vieja como yo”, asegura, y no se cumple, “no sucede nada y mientras tanto tenemos una parte importante de nuestra población recluida en su casa sin poder salir a la calle, madres de más de 50 años que han de bajar a sus hijos a la calle colocados en la espalda o con una silla que puede terminar en tragedia cualquier día…”

Un libro y varios portavoces políticos

El tercer bloque comenzó con una entrevista con Pablo Dávila, autor del libro conmemorativo de los 40 años de Cocemfe, un trabajo realizado según un concepto innovador, pues el recorrido histórico se realiza en una supuesta conversación entre Cocemfe y la sociedad. Aseguró su autor que “quería mostrar en el libro de dónde partía Cocemfe y dónde está ahora”, además de dejar patente “la capacidad propositiva, de inventiva constante en propuestas y soluciones y de mantener un paso unido sin renunciar al debate”.

Los responsables políticos en temas de discapacidad de los cinco partidos mayoritarios intervinieron en este acto para aportar su idea, opinión o promesas en torno a la realidad de estos 40 años de historia. Isabel Fernandez, del partido socialista, habló de la importancia del lenguaje y defendió la Ley Celaá de educación a favor de la inclusión.

Alicia García, del partido popular se definió como firme defensora del movimiento asociativo y destacó dos cuestiones a tratar, como son el empleo, por sus actuales datos tan negativos y la necesidad del desarrollo normativo de la asistencia personal.

Reyes Romero, portavoz de Vox, criticó la ley Celaá asegurando que seguirá luchando por la defensa de la educación especial y se mostró firme defensora del derecho a la vida.

jesus-celada-amicaMarisa Saavedra, de Unidas Podemos, afirmó que en menos de un año se ha avanzado en muchas cuestiones, destacando prescisamente la Ley Celaá y Tomás Marcos, de Ciudadanos, habló de oportunidades, de inclusión social, de superar el estigma asociado a la discapacidad, de los retos pendientes, sobre todo, lograr que el conjunto de la sociedad incorpore la accesibilidad universal como valor fundamental.

Para finalizar, y tras los saludos y felicitaciones de personalidades como Cristina Gallach, Pablo Casado, Santiago Abascal, Ione Belarra, Inés Arrimadas, Salvador Illa o Pedro Sánchez, el director general de Políticas de Discapacidad del Ministerio de Derechos Sociales, Jesús Celada, felicitó a Cocemfe por su 40 aniversario y aseguró que, sin esta entidad, “las personas con discapacidad en España estarían un poquito peor”.

Fuente: Cermi.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies