0%

Fundación Once apoya con 40.000 euros el proyecto “Capacitando persona a persona” de la Asociación Amica en Cantabria.

Dentro de la CONVOCATORIA DE AYUDAS ECONÓMICAS PARA LA SELECCIÓN DE OPERACIONES PARA EL REFUERZO DE LA EMPLEABILIDAD DE PERSONAS JÓVENES CON DISCAPACIDAD “UNO A UNO” – AÑO 2021-2022 en el marco del Programa Operativo POEJ 2014-2020 Cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE).

Desde el 18 de octubre de este año, Amica está desarrollando en Cantabria el proyecto “Capacitando persona a persona”, cuya finalidad es lograr la incorporación al mundo laboral de jóvenes con discapacidad, ofreciendo para ello los apoyos personalizados necesarios, ya que muchas personas jóvenes presentan dificultades para participar en la comunidad en igualdad de condiciones. La incorporación a la formación y al empleo es un medio para que puedan participar en la vida social y económica.

Se actúa mediante el apoyo en la definición de un objetivo profesional; la promoción de la implicación personal en su propio proyecto profesional; el fomento de actitudes adecuadas para el empleo; la adquisición de competencias necesarias para el desempeño de un puesto de trabajo; aportar conocimientos sobre la realidad laboral de su entorno y el manejo de herramientas de búsqueda de empleo; el fomento del desarrollo de estrategias y habilidades para la búsqueda y el mantenimiento del empleo. El programa está orientado a dos especialidades formativas: confección industrial y recuperación paisajística, con un grupo total de 10 personas, 5 en cada especialidad, 6 hombres y 4 mujeres.

Los resultados que se esperan de este programa que finalizará el 4 de marzo de 2022 es que entre 7 y 8 personas de las 10 que realizan el programa superen los objetivos previstos en su programa de apoyo formativo individual, por tanto, que mejoren en su empleabilidad. Se prevé al final de las acciones la incorporación de 4 personas a empleo, bien a centros especiales de empleo o a empresas ordinarias.

Amica, desde su creación, apuesta por la formación de las personas como paso previo al empleo, ofreciendo la fórmula de formación laboral para conseguir desarrollar unos hábitos de trabajo y unas habilidades sociolaborales que permitan a las personas con discapacidad incorporarse con éxito al mundo laboral y mantener el puesto de trabajo. Teniendo siempre como objetivo la empresa ordinaria y considerando el empleo protegido que ofrece en sus centros especiales de empleo como un tránsito hacia la plena inclusión.