Semana Internacional de las personas sordas: Reivindicaciones para una inclusión adecuada

Semana Internacional de las personas sordas: Reivindicaciones para una inclusión adecuada

La CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) y su red asociativa se han unido a la comunidad sorda internacional, representada por la WFD (Federación Mundial de Personas Sordas) para reclamar a los gobiernos celeridad en la aplicación de medidas que garanticen su inclusión en todos los ámbitos: “Queremos vivir en una sociedad justa y democrática en la que los derechos de todas las ciudadanas y ciudadanos valgan lo mismo”.

Esta es una de las reivindicaciones que han puesto de relieve coincidiendo con la celebración de la Semana Internacional de las Personas Sordas, que se celebra del 19 al 25 de septiembre bajo el lema ‘Construyendo comunidades inclusivas para todas y para todos’ (‘Building Inclusive Communities for All’), en referencia a la necesidad de derribar los prejuicios y barreras que impiden la plena participación social de este colectivo.

A lo largo de estos siete días, hay dos fechas destacadas: el viernes 23 de septiembre, Día Internacional de las Lenguas de Signos, y el sábado 24, Día Internacional de las Personas Sordas. Además, cada día de la semana, distintas personas sordas abordarán en las redes sociales con el hashtag #IWDP2022 (Internacional Week of Deaf People) cuestiones de interés como la lengua de signos en la educación, los derechos humanos, el liderazgo, o la diversidad e interseccionalidad de la comunidad sorda entre otras.

Con motivo de la Semana Internacional de las Personas Sordas, la CNSE ha hecho público un manifiesto en el que se apunta al reconocimiento de la diversidad lingüística de la comunidad sorda y el apoyo a su ejercicio. En este sentido, alude al pronto desarrollo de un reglamento específico sobre las lenguas de signos españolas desde la perspectiva de los derechos lingüísticos que asegure su presencia en todos los ámbitos, y reclama su incorporación en la Constitución Española, en la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, y de manera transversal en cualquier legislación. “Las lenguas de signos son un derecho humano y como tal, deben protegerse y promocionarse”, enfatizan.

Desde Amica nos sumamos a las reivindicaciones planteadas y aplaudimos la aplicación de cualquier medida orientada a mejorar la accesibilidad y, por tanto, la inclusión de todas las personas.

Ir al contenido