0%
Lo superaremos

Venciendo el temor

Nunca nos habríamos imaginado que los servicios que prestamos en Amica se convirtieran en esenciales. Sabíamos que gestionar los residuos era muy importante para preservar el medio ambiente, hoy comprobamos que es un una tarea vital para mantener la salubridad pública. También sabíamos que era una tarea clave para el funcionamiento de los hospitales, de los centros de salud, fabricar ropa, lavarla todos los días. Hoy sus profesionales nos piden un uniforme como un artículo de primera necesidad, como barrera ante el riesgo de contagio, y su lavado diario para desinfectarlo, evitando que tengan que llevarlo a su casa y aumentar el riesgo de contagio a sus familias.

Las personas con discapacidad que prestamos estos servicios, solucionamos con nuestras capacidades situaciones tan urgentes y graves. Nos hemos convertido en esenciales por los servicios que hacemos. Es una enorme responsabilidad a la que responderemos con profesionalidad, generosidad y eficacia. La Sociedad ha confiado en nosotros y responderemos con entrega, venciendo el temor, porque trabajamos junto como los profesionales de la salud, de los servicios básicos, en primera línea, pensando primero en que nuestro trabajo resuelve una necesidad básica.

Cada mañana, cada tarde, supone un gran reto porque nos enfrentamos a situaciones nuevas. Puede que la demanda nos desborde. Pediremos en ese momento ayuda a las familias, a las personas voluntarias, a tantas personas que se han ofrecido a colaborar. Esta es nuestra grandeza. Somos muchas personas dispuestas a colaborar para que todo siga funcionando.

El personal de Amica, con sus profesionales, coordinadores, encargados, operarios está dando una gran lección de civismo, incluso con las carencias de equipos de protección que tenemos y estamos reclamando a las autoridades el suministro. Casi nadie ha puesto pega para ocupar sus puestos de trabajo, por mantener activos los servicios.

También los servicios de alojamiento, donde viven personas más vulnerables, que precisan apoyos en el hogar, que siguen recibiendo todo nuestro apoyo, nuestro cariño, en la atención prestada por profesionales que lo dan todo. Incluso las personas que están en sus casas reciben llamadas frecuentes de seguimiento, apoyando a las familias, creando materiales y vídeos para que sigan haciendo actividades en casa.

Estoy muy orgulloso de dirigir esta gran organización que hemos creado. Amica es una eficaz herramienta al servicio de las personas, de la sociedad, ahora de quienes padecen esta terrible enfermedad, que nos tiene en casa. Salimos cada día, venciendo el miedo, con el claro propósito de ser útiles a las personas más vulnerables.

¡Esta es nuestra respuesta ante este gran reto!

 

Tomás Castillo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies